El café soluble, proceso de producción y características.

Vamos a exponer los procesos de producción, principales características e información relevante sobre el café soluble. Decidir si es mejor o peor que otros tipos de café será labor tuya tras leer este artículo.

Proceso de producción.

Debemos tener claro que todo el café procede de una cereza. Estos frutos o bayas se procesan, durante esa fases, se extraen dos granos, si no es caracolillo que se cosecha únicamente uno. Se dejan secar y se tuestan, a partir de este momento los procesos se dividen.

Por un lado, tenemos el café en grano, que una vez tostado se conserva, empaqueta y queda listo para su comercialización.

Por otro los granos de café se muelen, para producir café molido, cápsulas de café, café descafeinado y café soluble.

¿Cuál es el proceso de producción del café soluble?

Como ya hemos visto, los granos de café se tuestan, se muelen y se infusionan, es a partir de aquí cuando entra la alta tecnología, llevando a cabo el proceso de producción del café soluble. La clave es la eliminación del agua, para obtener los cristales del café.

Existen dos procesos distintos para su elaboración:

  • Deshidratación por aspersión: este método consiste en pulverizar la infusión del café hacia un aire caliente, a una temperatura de unos 250º C y seco. Una vez el café cae a la superficie, el agua de la infusión se ha evaporado, de este modo únicamente quedan los característicos cristales del café soluble.
  • Liofilización: este proceso es algo más complicado que el anterior. Primero, la infusión se reduce a un concentrado de café, este concentrado de enfria hasta los -5º C aproximadamente quedando una textura de granizado. El “granizado” de café, se deposita en una bandeja y se vuelve a enfriar hasta los -40º C, convirtiéndose en verdaderos cubos helados de café. Por último esto cubos se rompen, para después enviarlos a una aspiradora de secado, en la cual el hielo se evapora. El resultado son los particulares granos del café.

Ahora que ya sabemos cómo se produce el café instantáneo, veamos algunas de sus características principales.

Características del café soluble.  

Es indudable que una de las características principales de este tipo de café es la rapidez de preparación, solo es necesario calentar una vaso de agua o leche a la temperatura deseada, verter el polvo de café, remover para que infusione y listo.

El precio es otro de los factores diferenciadores del café soluble, ya que estos productos son más baratos que el café molido y por supuesto que el café en grano. Además no necesitas de una cafetera.

Llegó la hora de responder a la pregunta que todo  el mundo se está haciendo.

¿Sabe igual el café soluble que el café en grano?

Debido al proceso de producción, algunas de las características básicas del café se pierden, atributos como el cuerpo, aroma y por supuesto el sabor no destacan como deberían en un café soluble.

En definitiva el café soluble es un subidón de cafeína, que pierde la esencia de una taza de café, el aroma, el cuerpo, la crema y el sabor no tienen nada que ver al de cualquier otro tipo de café.

Si lo que estás buscando es disfrutar de todo lo que implica una taza de café, el soluble desde luego, no es la mejor alternativa. Pierdes la esencia, el ritual de un espresso perfecto, el aroma y el exquisito sabor de una gran taza de café.