El espresso perfecto: las 5 ms del café.

Los italianos han conseguido elaborar con increíble precisión el café espresso, este tipo de elaboración se basa en cinco pilares clave. Pero antes debemos saber qué es un espresso y cómo reconocerlo.

La taza perfecta de espresso

Existe la concepción errónea de que de que un espresso no es más que una manera de tomarse un café más fuerte, pero nada más lejos de la realidad. En realidad es un método de elaboración del café; no por nada la traducción de espresso es hecho en el momento y es el café italiano por excelencia.  

Las características de un espresso perfecto son:

  • La dosis debe ser entre 7 a 8 gramos de café.
  • Café de variedad arábica.
  • Molienda fina y homogénea.  
  • Entre 25 a 30 miligramos de agua de calidad.
  • La temperatura del agua debe ser cercana al punto de ebullición.
  • La presión de máquina debe ser entorno a los 9 bares.
  • Debe servirse en una taza caliente.

Ahora que ya sabemos cuales son las características básicas de un espresso ya estamos preparados para saber la técnica de elaboración del espresso perfecto. Las llamadas 5 ms del espresso perfecto.

La regla de las 5 m

La elaboración del espresso perfecto se basa en las 5 ms del barismo. Son una serie de características que debemos trabajar y ejecutar con precisión para mantener el apreciado y característico sabor del espresso.   

Mezcla.

La clave radica en la minuciosa selección de los granos y variedades del café para conseguir la taza de espresso perfecta. Es típico que se desarrollen mezclas de diferentes variedades, los denominados “blend”. Los blends elaborados por Lavazza son recetas secretas, preparadas con sumo cuidado para crear combinaciones irrepetibles.

Una mayor cantidad de granos de la variedad arábica aportará dulzor y aroma, por otro lado cuanto mayor sea la cantidad de robusta el espresso tendrá más cuerpo, con un sabor más intenso y un aroma achocolatado.

Máquina

Es la herramienta clave para la elaboración de un buen espresso y existen una gran variedad de tipos, manuales, automaticas, semiautomaticas y superautomaticas. Las características claves que debe cumplir la máquina para la elaboración de un buen espresso son las siguientes:

  • La temperatura del agua que suministra la máquina debe ser constante. Entre los 80 y 90 grados.  
  • La presión que aporte la máquina debe estar entre los 5 y los 10 bares de presión.

La temperatura del agua es un factor clave a la hora de conseguir el espresso perfecto, ya que si la temperatura no es lo suficientemente alta tendremos agrios y si nos pasamos notaremos un sabor quemado.

Molido.

La molienda del café debe ser fina y homogénea, para que podamos apreciar lo que los italianos definen como cola de ratón (la caída del café por el portafiltro). Este efecto sucede por el desequilibrio entre la presión del agua y la resistencia que opone la mezcla, la cual debe ser uniforme y correctamente prensada.

Mantenimiento.

Al igual que con cualquier otra máquina el mantenimiento de todas las piezas es imprescindible para la correcta preparación del café.

Mano del operario.

Una de las más, si no la más importante, son las habilidades de la persona que está realizando el espresso. Debemos saber que todas estas técnicas o procesos deben desarrollarse con especial cuidado y que una sola variación en alguno de los procesos puede estropear el resultado final. Es por ello que la figura del operario es fundamental ya que es el encargado de supervisar y llevar a cabo toda la elaboración del café.

Ahora que conoces cuales son las técnicas, solo queda disfrutar del sabor aroma y matices de una buena taza del espresso perfecto. Y si te quedas sin suministro de café siempre puedes comprarlo online en nuestra tienda.

Conoce más sobre el mundo del café, tipos de granos de café, los tipos de café, variedades, características, curiosidades en nuestra pagina sobre el Mundo del café.