Puede que el café que sea una de las pocas bebidas, que tiene mil y una formas tanto de prepararlo como de tomarlo. Cada uno tenemos nuestra particular manera de tomarnos una taza de café; solo, con leche, con un poco de canela. con hielo…

En este artículo vamos a contaros cuales son los tipos de café más comunes en los bares, su composición y en algunos casos como pedirlo.

Espresso o solo

De origen italiano es una de las preparaciones más famosas y tradicionales. Es una elaboración de sabor intenso y color oscuro, con fuerte aroma y de espesa crema, que se toma solo, tal y como su nombre en español indica.

Para disfrutar de un espresso perfecto nosotros te recomendamos que escojas cafés con un alto porcentaje en arábicas, debido a su rico aroma, su fuerte perfume y dulzor ligeramente acidulado.

Se sirve en una vaso o taza pequeño y algunas de sus variantes son, el espresso largo, que es un espresso doble o uno corto, con la mitad de café.

Cortado

El cortado es un espresso al que se le añade un poco de leche. Se sirve en vaso o taza pequeña y tiene variantes similares al café solo.

Café con leche

Uno de los tipos de café más populares  y más servido en nuestros bares y cafeterías. La elaboración tradicional de esta preparación de café suele ser mitad de café y mitad leche, pero tiene múltiples variaciones, como el largo de café o corto de café, más conocido como manchado.

Descafeinado

Para la elaboración de este café, los granos han sufrido un proceso por el cual se elimina la cafeína de la que disponen. Su sabor puede ser un poco menos intenso, pero las propiedades del café siguen intactas. Te recomendamos que si vas a tomarte un descafeinado lo pidas siempre de máquina, evita los sobres de café en polvo.

Capuccino

Esta es otra de las elaboraciones más icónicas y representativas del café. Se elabora con un espresso, sobre el que se añade una capa de espuma de leche, suele ser típico que espolvorear cacao en polvo o rallar un poco de chocolate negro.
Nosotros te recomendamos que pruebes a espolvorear un poco de canela, por los beneficios esta especie y el particular sabor que aporta.

Café con hielo

Para esos meses de verano cuando el calor es insoportable y no apetece tomarse un café caliente, disponemos de este tipo de preparación. Este tipo de café es algo controvertido y existen muchas formas de pedirlo y tomarlo, pero nosotros te vamos a dar algunos consejos para que puedas disfrutar de un delicioso café con hielo:

  • No lo pidas largo de café.
  • Los hielos siempre a parte.
  • Añade el azúcar en el café, no en la mezcla final.   

Café bombón

El café perfecto para los amantes del dulce. Este tipo de café es un espresso al que se le añade una base de leche condensada. Se sirve en un vaso pequeño y de cristal, para poder ver las dos capas y observar cómo se mezclan la elaboración.  

Carajillo

El carajillo es uno de los tipos de café más especiales, su origen se remonta a la Guerra de Cuba, los soldados mezclaban productos que tenían a mano, en este caso, café, ron y azúcar. Lo llamaban el “corajillo” puesto que les calentaba el cuerpo y les daba valor, pero con el tiempo su nombre fue degenerando hasta que se quedó con carajillo.

Este tipo de café se prepara con un espresso y una bebida destilada, ron o brandy.

Ahora ya conoces los tipos de café más comunes en los bares de España, ya únicamente te queda salir y probar las distintas elaboraciones del café, y saber cual te gusta más.