El ginseng es una raíz de origen chino muy apreciada y utilizada en las culturas asiáticas. Esta raíz está compuesta por ginsenosides, los elementos químicos que le aporta sus propiedades medicinales. La medicina oriental lleva milenios utilizando el ginseng por sus propiedades medicinales, son tan apreciadas que, en la cultura popular china, cuenta una leyenda, que el Dios de la montaña lo denominó como el secreto de la vida cuando se lo entregó al hombre. Existen diferentes tipos de ginseng, leñosas, carnosas, se puede comprar de forma seca o en rodajas. En este artículo vamos a desvelarte algunas de las propiedades beneficiosas del ginseng para la salud y porque deberías añadir esta hierva en tu café.

¿Qué es el ginseng?

Antes de proceder con las propiedades, debemos saber qué es exactamente. El ginseng se denomina a las plantas de la familia del genero Panas, originales de China. Todas las plantas de este género o categoría disponen de grandes beneficios para la salud y tienen un uso medicinal en la cultura china desde hace muchos años.

Esta planta crece en zona húmedas y con mucha sombra en las montañas. Sus hojas tienen similitudes a las de las rosas, son más grandes y tienen flores rojizas y pequeñas que brotan al final del tallo. La raíz de la planta es la que se utiliza para el uso medicinal.

Existen muchas variedades de ginseng, pero los principales son los siguientes:

  • Ginseng Siberiano.
  • Ginseng Coreano.
  • Ginseng Americano

Cada tipo o familia, dispone de unas cualidades algo distintas, pero te vamos a desgranar las características o propiedades comunes de todas las clases.

Propiedades del Ginseng.

Rendimiento físico y mental. 

Algunos estudios sobre las propiedades del ginseng han demostrado que, en un individuo en estado de agotamiento psicológico refuerza su capacidad mental, reduciendo el cansancio y actuando como reconstituyente. Tiene la capacidad de mejorar la memoria y la concentración gracias a su componente químico ginsenosides. Estas propiedades que mejoran el estado mental, ayudan al individuo a estar mejor físicamente.

Lucha contra el envejecimiento. 

Como hemos comentado antes, las propiedades del ginseng son tan valoradas y apreciadas en la cultura china, que cuenta la leyenda que un Dios entregó a los hombres esta planta llamándola el secreto de la vida. Pero fuera de leyendas y cultura popular, esta raíz prolonga el funcionamiento del organismo, debido a sus efectos positivos en el sistema inmune y como hemos visto anteriormente en la memoria, este efecto mejora la actividad circulatoria y como consecuencia de ello la calidad de vida.

Sistema inmunológico. 

Se ha demostrado en varios estudios que los ginsenosides aumentan la producción de linfocitos, este aumento de linfocitos es altamente beneficioso en personas inmunológicamente deprimidas. Además, mejora las defensas del cuerpo en la lucha contra agentes tóxicos externos, como gripes o catarros. Debido a estas propiedades, el consumo de ginseng es muy recomendable en ancianos.

Sistema cardiovascular. 

Muy relacionado con el punto anterior, el consumo de ginseng, reduce la presión arterial, y la frecuencia cardíaca, por lo que, evita la formación de trombos.

Como añadir Ginseng en tus preparaciones. 

Como hemos visto, el ginseng dispone de muchos beneficios para nuestro organismo, pero, ¿Cómo podemos consumirlo?

Existen muchas maneras de consumir esta increíble raíz, pero las más habituales, son en infusión, con la versión seca del ginseng, pero también existen muchas otras formas de consumirlo, como, por ejemplo:

Conclusiones.

El ginseng tiene una gran multitud de propiedades beneficiosas para el organismo, en este artículo hemos intentado darte alguna de las más relevantes. Debido a estas propiedades, el consumo de ginseng es muy recomendado para personas de avanzada edad o con problemas cardiovasculares, pero también es muy recomendable para cualquier persona que quiera llevar una vida sana.