El café es una de las bebidas más consumidas en todo el mundo. El modo en el que consumimos esta increíble bebida a cambiado drásticamente durante los últimos años, hemos pasado de la preparación del café en máquinas tipo moka o italianas (si quieres aprender a hacer café con este tipo de cafetera haz click aquí) a consumir café en cápsulas monodosis. 

El consumo de este tipo de cápsulas ha aumentado exponencialmente, en gran medida con la aparición de cápsulas de café de determinadas marcas. Su expansión ha sido tal que se han creado gran multitud de productos con este formato, no solo café. 

Como muestra el diagrama siguiente, el consumo de café es muy importante en España (4,25 kg / habitante en España), así como que en el resto de Europa. El consumo de cápsulas de café individuales ha aumentado constantemente durante más de quince años. Por lo tanto, los volúmenes que deben valorarse son considerables, ya sea en el mercado doméstico o en el sector hostelero.

reciclado de las cápsulas de café

 Estas cápsulas tienen muchos puntos fuertes, pero debes tener en cuenta que este tipo de cápsulas, elaboradas con distintos materiales, como plástico, aluminio o materiales compostables generan una cantidad de residuos enorme. Este tema está generando un grave problema ya que alrededor de unos 7 millones de cápsulas de café fabricadas en aluminio se tiran a la basura. El reciclado de las cápsulas de café es un asunto a tener muy en cuenta y que vamos a tratar en el siguiente articulo. 

El reciclado de las cápsulas de café.

El café como ya hemos dicho, al ser uno de los productos más consumidos y con el aumento en el consumo de cápsulas de café, es fácil de entender el grave problema de residuos que se está generando. 

El número de cápsulas de café que se tiran a la basura es astronómico, además aunque estas cápsulas están realizadas con materiales que a priori son reciclables, no se debe tirar en las contenedores habituales de productos reciclables, ya que las cápsulas de café disponen de un proceso específico de reciclado. 

La razón por la que en España no se debe tirar las cápsulas de café en los contenedores de envases es debido a que la ley de envases no los considera como tal, ya que su contenido y el envase es indivisible. 

Por lo que, por lo general estas cápsulas acaban siendo incineradas o engrosando el tamaño de los vertederos, por mucho que con buena intención, las tiremos en los contenedores de envases. 

Para poder reciclar de forma adecuada este tipo de cápsulas lo mejor es informarse a través del productor, de las formas de reciclado de las mismas. Si disponen de puntos de reciclado especial, deberás guardar las cápsulas y llevarlas a los puntos especiales. 

Es aquí cuando nace el proyecto Kafea. 

Proyecto Kafea.

Ekogras recolecta aceite vegetal usado en más de 5,000 puntos de recolección en España. Aprovechando de su red logística, Ekogras está evaluando la posibilidad de valorar otros tipos de residuos generados tanto en el sector hostelero como en el doméstico. El proyecto Kafea nace de esta reflexión y tiene como objetivo analizar todas las posibilidades de revalorización de los posos de café y de las cápsulas de plástico, ya  sea en la producción de sustratos, energías renovables, compostaje o materias primas para la creación de nuevos productos.

Alternativas a las cápsulas de un sólo uso. 

Existen algunas alternativas al consumo de cápsulas de café de un único uso, las alternativas son las cápsulas producidas con materiales compostables o cápsulas reutilizables. 

El problema de las cápsulas compostables es que es necesario que la cápsulas se depositen en los contenedores y puntos de recogida especiales y destinados a este tipo de productos, ya que de lo contrario no se podrá realizar todo el proceso de compostaje de las cápsulas. 

Con respecto a las cápsulas de varios usos, la pérdida de comodidad y facilidad de uso reducen significativamente que este tipo de cápsulas sea una alternativa real. 

Conclusión.

El reciclado de las cápsulas de café es un tema de significativa importancia, debido al aumento del consumo de este tipo de café. Las alternativas actuales a este tipo de cápsulas no solucionan el problema del reciclado de las cápsulas de café. Es por ello que la aparición de nuevos proyectos como el Proyecto Kafea, del cual hablaremos más adelante, es de vital importancia.