En la actualidad ha aumentado mucho el interés por el consumo de un agua de mayor calidad, por lo que los sistemas de tratamiento de agua se están haciendo más comunes en los hogares y oficinas. Pero ¿sabemos realmente cómo funcionan estos sistemas o la diferencia entre filtrar y purificar el agua?

En este artículo vamos a resolver tus dudas sobre los diferentes sistemas de tratamiento de agua. 

El agua que proviene de la red, el agua corriente del grifo, es una de las más seguras, pero contienen elementos extraños y que a largo plazo pueden ser perjudiciales para la salud, como por ejemplo cloro para asegurar su potabilidad. Además el agua corriente puede tener problemas de olores o sabores y hasta presencia de sustancias químicas o metales debido al estado de las tuberías.

Por este motivo, utilizar sistemas de tratamiento de agua se ha popularizado tanto, pero ¿Qué sistema elijo? ¿Sistema de filtrado o sistema de purificado? Para contestar a la pregunta primero debemos explicar el funcionamiento y la utilidad de cada uno de ellos. 

Sistema de filtrado de agua. 

La clave de este sistema es la utilización de un sistema de filtrado, ya sea, un filtro o un sistema mecánico, que elimina partículas de hasta 0,5 micras de tamaño. 

Los dos tipos de filtrado de agua que existe son los siguientes: 

  • Carbón activo. Utilizado para aguas blandas cuya funcionalidad es la eliminación de partículas, olores, sabores y el problema del cloro.
  • Resinas. Utilizado para aguas duras (con exceso de sales minerales), cuya función además de eliminar olores y sabores es la de reducir la dureza de carbonatos.

Debido al desgaste de las resinas, se aplica solamente a la máquina de café y no como solución para el agua de beber.

La resina funciona por intercambio iónico. El intercambio iónico es un proceso físico-químico que permite el intercambio entre «elementos», en este caso los iones de diferentes tipos. La resina intercambia los iones de cal y de carbonatos del agua con la cantidad correcta de sodio.

Sistemas de purificación de agua. 

Los sistemas de purificación de agua pueden ser algo más difícil de entender, ya que si hemos dicho anteriormente que el agua de la red es la más segura, ¿Por qué es necesario purificarla?

Todas las aguas por más puras que sean tienen sustancias no deseadas, como minerales, material orgánico, sal o sustancias propias de la fuente del agua. 

Por lo tanto, un sistema de purificación se encarga eliminar esas sustancias de “purificar” el agua. 

Para este procedimiento se utiliza el carbón activo, que se encarga de eliminar todas las impurezas no deseadas del agua. Puedes acceder a nuestra página: “Sistemas de tratamiento del agua” si quieres conocer nuestra oferta en sistemas de purificación y filtro de agua. 

Diferencias entre la filtración y purificación del agua. 

Puede que las diferencias existentes entre la filtración y la purificación del agua, sean muy ligeras, pero fundamentales ya que están realizando procesos distintos y suprimiendo sustancias no deseadas diferentes. Ambos sistemas realizan su función de formas diferentes por lo que las sustancias. La filtración impide que ciertas partículas sólidas atraviesen el filtro, sin embargo, el sistema de purificación, elimina impurezas del agua. 

Por lo general, todos los sistemas de tratamiento de agua combinan ambos sistemas, primero utilizan un sistema de filtrado y después uno de purificación del agua. Con la combinación de ambos sistemas se consigue un agua 100% limpia y pura.