De nada sirve disponer en tu establecimiento del mejor café del mundo, los camareros más experimentados que sepan preparar el espresso perfecto o el mejor servicio, si no sabes cómo limpiar una máquina de café o el resto de herramientas con las que se prepara la bebida no están en perfecto estado.

En el siguiente artículo vamos a explicarte las claves para limpiar una máquina de café profesional  y mantenerla en perfecto estado. Si sigues estos sencillos pasos, no sólo, servirás una bebida en el que la calidad no se vea perturbada, también mantendrás la vida útil de tu cafetera y evitarás posibles averías.

Mantenimiento diario.

Una de las claves que hay que tener siempre presente cuando se  está llevando a cabo un servicio es la limpieza diaria. Cuando finaliza el servicio, es imprescindible limpiar la máquina, además de haberla limpiado regularmente durante el mismo.  

El agua, la leche y los posos de café van ensuciando las entrañas de nuestra máquina de café, por ello mantener una limpieza regular a lo largo del día es clave, así eliminamos gérmenes y bacteria, solucionando posibles problemas higiénicos.

Mantenimiento durante el servicio.

Para el buen mantenimiento de la máquina de café es importante disponer de al menos 4 paños limpios.

cómo limpiar una máquina de café

Cada vez que se caliente leche o cualquier otro líquido es imprescindible limpiar esta herramienta para mantenerla en las condiciones óptimas.

Una vez que se prepara el café pueden caer restos a la rejilla, por lo que es imprescindible retirarlos para evitar manchar futuras tazas y mantener la máquina en perfecto estado.

Es posible que se viertan restos del café sobre la barra. Imprescindible tener la zona de trabajo siempre limpia.

Es importante limpiar los filtros antes y después de cada café. De este modo evitamos que el próximo café tenga restos que puedan perturbar su sabor.

Al terminar el servicio:

Una vez finalizado el día es completamente imprescindible limpiar la máquina de café, si no lo hacemos toda la suciedad que se acumula a lo largo del día repercutirá en futuras elaboraciones.

  • Coloca un filtro ciego en el portafiltro y añade detergente en polvo o unas pastillas descalcificantes en el filtro ciego. Haz funcionar la máquina espera cinco segundos y detenla, repite esta operación hasta 5 veces.

  • Una vez realizado este procedimiento, retira el portafiltro y realiza una limpieza del grupo con el cepillo.

  • Acciona de nuevo la máquina, esta vez sin el portafiltros para eliminar cualquier resto de jabón o impurezas. Es importante dejar correr el agua hasta que salga cristalina.

  • Para limpiar los filtros y portafiltros, déjalos en agua caliente con jabón durante unos 15 minuto.. Una vez transcurridos los 15 – 20 minutos, realiza una limpieza más a fondo, utilizando una herramienta no abrasiva.

Mantenimiento profundo.

Es recomendable realizar una limpieza a fondo de las máquinas de café profesionales por lo menos una vez al mes o incluso dos veces, dependiendo del volumen de cafés que realices al día.

Lo primero es desmontar los componentes de la ducha de la máquina ca café, utiliza la herramienta proporcionada por el fabricante para desmontar la ducha. Retira las piezas, ponlas en remojo con detergente durante 15 o 20 minutos, transcurrido ese tiempo, limpiarlas a fondo.

Descalcificar.

Descalcificar una máquina de café es importante, ya que elimina todo resto de cal que se encuentre en los conductos de la máquina de café. Para realizar este proceso, debes introducir en el circuito interno de la cafetera una mezcla de agua y descalcificante (recomendamos utilizar el producto recomendado por el fabricante, pero si no se dispone de él, se puede sustituirlo por vinagre).

Acciona la máquina y llena el equivalente a dos tazas pequeñas, de este modo conseguimos que la mezcla de agua y líquido descalcificante, entre en todo el sistema.  Espera durante unos 15 o 20 minutos y retira todo el agua del contenedor.

Llena de nuevo el contenedor de agua y vacialo, repite este proceso hasta cuatro veces, asegúrate que el agua sale completamente cristalina.

EL mantenimiento y limpieza de las herramientas de trabajo es imprescindible. Si no se realizan las correspondientes limpiezas la vida útil de la máquina se reducirá considerablemente y nuestro café no tendrá el sabor que deseamos.

Con estas sencillas instrucciones ya sabes cómo limpiar una máquina de café,