El café es una de las bebidas más consumidas en todo el planeta. Una de las razones es por su magnífico sabor y también por se una bebida estimulante debido a su contenido en cafeína.

Hay mucha gente prefiere consumir alternativas que eliminen el alto contenido en cafeína del café, pero que mantenga su sabor intacto.

La solución perfecta para estas personas, es el café descafeinado, que no es más que café normal y corriente al que se le ha eliminado la cafeína. En este artículo vamos a explicarte el proceso de elaboración de esta variante del café, algunas de sus propiedades y el origen histórico de esta fascinante bebida.

Historia del café descafeinado.

La empresa alemana Kaffee HAG, fue la primera en desarrollar y comercializar café descafeinado, vendieron este producto por toda Europa. El proceso que utilizaban para producir este tipo de café, era un tratamiento por vapor, que mezclado con distintos químicos  quitaba la cafeína de los granos de café. Este proceso dejó de utilizarse cuando se demostró que era perjudicial para la salud.

Proceso de descafeinado.

En la actualidad no se utilizan procedimientos que pongan en peligro la salud de aquellos que consuman el producto final. Existen muchos métodos, para eliminar la cafeína del café,  vamos a exponerte los más utilizados.

Descafeinización por agua.

Este método no necesita de ningún tipo de químico o disolvente, debido a esto es uno de los procesos más utilizados en la actualidad.

El primer paso es mojar los granos de café en agua con extracto de café descafeinado.

La clave de este proceso es la ósmosis, la alta concentración de cafeína de los granos de café, acaba por disolverse en la baja concentración de cafeína del agua.  

La ósmosis es utilizada también en los sistemas de purificación de agua.

Por último, los granos de café ya descafeinados, sufren un proceso de secado.

Cloruro metileno.

Es uno de los sistemas más modernos que existen.

El primer paso es abrir los poros de los granos de café, mediante vapor de agua. Una vez los granos han aumentado de tamaño y sus poros se han abierto, son introducidos en el disolvente para eliminar la cafeína.

Para limpiar los granos del cloruro metileno, se hierven en agua. Así se logra eliminar los restos del disolvente e impedir que llegue al consumidor final.

CO2

Para descafeinar los granos de café con dióxido de carbono, es necesario seguir los siguientes pasos.

Se humedecen los granos, hasta conseguir un nivel de humedad de entre el 30% al 50%.

Los granos de café se introducen en un cilindro, en el que se introduce CO2 en estado supercrítico, las sustancias en este estado se comportan como un híbrido entre el líquido y el gas. Gracias a este estado, se puede eliminar la cafeína sin ser excesivamente agresivo con los granos de café.

Para separar los restos de CO2 se utiliza agua y por último los granos pasan por un procedimiento de secado.

Propiedades del café descafeinado.

El café descafeinado que llega al consumidor final, cuenta tan solo con un 5% de cafeína.

Es un alimento que contiene un alto porcentaje de vitaminas B3 y B2. 100 g de café descafeinado pueden contener alrededor de 28 mg de vitamina B3 y 1,5 gr de vitamina B2.

 

Este alimento contiene hierro, proteínas y sodio, dispone de un alto contenido en potasio y es uno de los productos con mayor concentración de magnesio.

Si quieres saber todas las características y propiedades del café descafeinado, te recomendamos nuestro articulo: “Propiedades saludables del café descafeinado“. Pero si estás interesado en saber las propiedades del café te recomendamos los siguientes artículos. Beneficios del café para la salud o  beneficios saludables del café verde.